• biteckconsult

Los tipo de corriente eléctrica

Cuando hablamos de corriente eléctrica siempre nos preocupamos por los “toques” que puede ocasionarnos el tocar los cables o bien los accidentes que hemos visto muchas veces en películas y otras por pláticas de familiares o amigos.

Es cierto, al igual que cualquier otro tipo de energía, requiere de un manejo cuidadoso y de equipamiento especial para evitar accidentes. Por ejemplo en este caso el uso de guantes de “carnaza”, pinzas con aislamiento, destornilladores con aislamiento, son algunos de los instrumentos de trabajo más comunes.


Corriente Directa

Siempre estará caracterizada porque en todo momento existe un polo o terminal positivo y otro polo o terminal negativo, estos nunca cambian. Para generarla siempre es necesario contar con equipos especiales como transformadores, por lo tanto resulta más costoso generarla. Generalmente se utiliza para dar alimentación a aparatos electrónicos, circuitos de automóviles, la podemos encontrar en las baterías comunes ya sea la del automóvil o en las baterías que se usan para relojes de pulso, en los cargadores de teléfonos celulares o en los cargadores de las computadoras personales. Los voltajes que se utilizan en este tipo de corriente normalmente son bajos, ya que como se comentó anteriormente, su generación es costosa. La identificación de este tipo de corriente es “DC” Corriente Directa (por sus siglas en inglés Direct Current) aunque, a veces, también las podemos encontrar en español como “CD”. En los eliminadores se encuentran identificados siempre el polo positivo y negativo, por ejemplo en los eliminadores de las computadoras personales vamos a encontrar que es una especie de tubo pequeño, casi siempre el polo positivo está en el centro del conector y el negativo afuera.


Corriente Alterna

Como su nombre lo indica este tipo de corriente cambia los polos en el transcurso del tiempo. A diferencia de la corriente directa donde siempre se distinguen los polos, en esta corriente los polos cambian de positivo a negativo cada determinado tiempo. Este tipo de corriente es la que generan las plantas de energía eléctrica y que después llega a nuestros hogares. Es la que alimenta a todos los aparatos que tenemos en casa por ejemplo: refrigerador, lavadora, motores de cualquier tipo. En este tipo de corriente existen variaciones que en ocasiones son considerables y esto puede dañar partes internas de los equipos conectados al suministro, por lo que es muy importante que mientras no se están utilizando los equipos permanezcan desconectados. En este tipo de corriente se manejan dos elementos, uno que es la “línea” y el otro que es el “neutro”. Las veces que cambia de polaridad en un segundo se llama “frecuencia”, la unidad de medida para la frecuencia son los Hertz o Hercios y se identifica como Hz. En cualquier aparato se encuentra la identificación de la frecuencia que puede ser de 50Hz o 60Hz. La identificación de la corriente alterna es “AC” (Altern Current por sus siglas en inglés) en pocas ocasiones la identificación se encuentra como “CA” Corriente Alterna.


Otros conceptos importantes

En repetidas ocasiones existen confusiones en algunos conceptos de uso general como son los que a continuación se comentan:


  1. La corriente que llega a nuestros hogares normalmente es monofásica, esto quiere decir que está compuesta de dos elementos uno que es la “línea” y el otro que es el “neutro”.

  2. Los contactos o enchufes que se utilizan en los hogares son contactos “polarizados”, no “trifásicos”. Esto es, que a pesar de que en la mayoría de los enchufes hay tres partes (dos ranuras y un orificio), una ranura es más larga que la otra, por convención se propone que en la rendija corta se conecte la “línea” y en la rendija larga se conecte el neutro, el orificio se utiliza para conectar la tierra física que siempre es importante tener para que cualquier cambio brusco en el voltaje, en lugar de que llegue a los aparatos conectados y esto ocasione algún desperfecto en ellos, sea la tierra física la que reciba la descarga.

  3. Generalmente el voltaje que llega a una casa tiene una variación que va de los 110 voltios hasta los 130 voltios, esta corriente nos puede causar un buen susto y un fuerte “toque” si no se utilizan los equipos adecuados para manipularla.

  4. Algunas viviendas reciben voltajes más altos que los convencionales comentados en el punto anterior, estos otros voltajes normalmente son utilizados para alimentar equipos de tipo industrial como luminarias, motores de bombeo de agua por mencionar algunos, el voltaje de trabajo que requieren estos equipos es de 220 voltios.

  5. En caso de que existan dos tipos de voltaje alimentando nuestra casa, es recomendable utilizar contactos de diferente color como identificación del voltaje que se está manejando en cada uno de ellos, esto ayudará a evitar accidentes tanto para las personas como para los equipos que se puedan conectar en ellos. Por este motivo se sugiere utilizar contactos de color naranja para 220 voltios de alimentación y contactos de color beige para los que se alimentan con 110 voltios.

  6. El manejo de la corriente de 220 voltios es mucho más delicado por lo que se recomienda siempre extremar precauciones ya que un accidente puede ser mortal.

  7. Todos los equipos siempre traen la identificación del tipo de corriente a utilizar (directa o alterna), el voltaje de alimentación que utilizan para su funcionamiento (casi siempre es un rango de 100 a 240 voltios) y la frecuencia (50 o 60 Hertz) . Muy importante hacer caso de esta identificación para evitar accidentes.

Te invitamos a conocer las demás secciones de nuestro blog para aprender a hacer composta, huertos e incluso experimentos.

De igual forma escucha nuestro programa de radio: Biteck Administración Sustentable, todos los miércoles de 18:00 a 19:00 horas en http://podcastpromoestereo.com/promophp ó en http://radio.garden/listen/promo-estereo/yONzXfSP la repetición la pueden escuchar todos los domingos a partir de las 09:00 horas.


0 vistas
  • Facebook icono social
  • Twitter Clean Grey

561622 4 3 2 1

​​​© 2020 Biteck Consulting