• biteckconsult

Huerto casero

Actualizado: may 5

Si se tiene un pequeño espacio en casa que esté iluminado y, de preferencia, le dé el sol por lo menos seis horas diarias, se puede tener un pequeño huerto con hortalizas que nos ayudarán a tener comida de calidad y ahorrar unos pesos.


Antes de empezar, queremos mencionar que todo lo que se requiere para iniciar un pequeño huerto en casa, además de disponer de un espacio, es tener la disposición y la paciencia, además de tener un alto grado de tolerancia a la frustración.


Esto último es fundamental, ya que al vivir en una ciudad y no dedicarnos al cultivo de plantas, las primeras veces puede salir todo mal, las semillas pueden no germinar, o que germinen y la plántula se muera, que la planta se desarrolle y no de fruto, que no crezca el bulbo como esperamos, en fin, como les dijimos, la idea no es desanimarnos, sino, al contrario, que tengamos paciencia y sigamos adelante.


Un consejo es familiarizarnos con las plantas que queremos cultivar, con esto nos referimos a conocer su ciclo, su estacionalidad, sus requerimientos de nutrición, agua, cantidad de sol, etcétera. Esto nos ayudará a librarnos de muchos dolores de cabeza y frustraciones.

Ahora sí… ¡¡¡Pongamos nuestras manos en acción!!! que aquí estamos para asesorarlos y acompañarlos en esta aventura de producir algunos de nuestros alimentos.

Antes de iniciar, debemos saber qué método queremos usar… ¿Cuáles existen? Pues los más comunes son la hidroponía y el cultivo en tierra…En esta entrada nos referiremos al cultivo en tierra, después publicaremos la hidroponía.

Cultivo en tierra

Todos en algún momento, hemos tenido o tenemos plantas en macetas, y...

¡ Ese es el sistema !

Este método es más económico que la hidroponía, ya que no se requiere de una gran inversión para iniciar el cultivo en tierra.

¿Por qué?

Porque sólo necesitamos tener un contenedor (maceta) con un poco de tierra o un espacio en un jardín, la semilla o planta, regarla, cuidarla y ¡LISTO!

Cuando utilizamos el cultivo en tierra, podemos utilizar todos los sobrantes vegetales y los desechos orgánicos como composta y pueden ser utilizados para abonar nuestro huerto, lo que nos ayuda a disminuir la cantidad de desechos sólidos que entregamos al ayuntamiento o alcaldía para su disposición.


El Cultivo en tierra: cultivo tradicional con uso de tierra o composta.

Este sistema es el tradicional y consiste en tener las plantas en tierra, la cual debe ser abonada o fertilizada frecuentemente para mantener la calidad de las plantas que tengamos. Es más recomendable usar abono que fertilizantes químicos y si haces tu propia composta, es prácticamente gratis.

Lo mejor es que se pueden tener algunas hortalizas e incluso frutales en espacios pequeños sin necesidad de invertir una gran suma de dinero, lo que nos ayuda a mejorar nuestra economía y nos aseguramos, que por lo menos, los alimentos que producimos por este medio son frescos y lo mejor ...

¡¡¡producidos por nosotros mismos!!!


¿Es difícil cultivar hortalizas?


El cultivo de hortalizas en realidad no es difícil, es como tener cualquier planta, requiere su cuidado que incluye el riego, la limpieza y su cosecha (más adelante profundizaremos en estos temas). Si no tenemos experiencia con las plantas, al principio puede costarnos un poco, pero no te preocupes, si tienes dudas, puedes enviarnos un correo electrónico y con gusto te ayudamos.

¿Cómo empiezo mi huerto?


Para empezar el huerto en tierra, primero tenemos que seleccionar el espacio y debe cumplir con lo siguiente:

  • Espacio suficiente para poner las plantas y que puedas trabajar entre ellas.

  • Luz de sol suficiente (más de 6 horas).

  • Acceso a una toma de agua.

  • Profundidad mínima 20 centímetros de tierra, si vas a poner algún tubérculo o frutal, tiene que tener por lo menos medio metro de tierra (los frutales pueden requerir más profundidad).


Lo segundo es la tierra, debe ser tierra de calidad, tierra negra o composta. También, en un inicio, puede usarse tierra compuesta que venden en los invernaderos o tiendas especializadas y mantener su calidad con composta. Algo importante, es que tu tierra debe estar limpia de piedras o palos, sobre todo si piensas sembrar tubérculos, ya que las piedras o palos pueden afectar su desarrollo.

Se recomienda hacer un bancal, esto es, el área de siembra se eleve de 20 a 40 centímetros del suelo, esto principalmente para facilitar la labor en el.

Una vez preparado el terreno, ahora sí, a sembrar... pero...

¿De dónde obtengo las plantas?


El método para obtener tus plantas depende de si la planta se puede o no transplantar, te invitamos a que visites la sección de las fichas técnicas y ahí encontrarás la información detallada.


Las plantas las podemos obtener de tres maneras diferentes:


- Comprar la planta en algún vivero.

- Comprar u obtener la semilla.

- Utilizar la técnica de enraizado de un fragmento de planta, o por medio de un brote.


Planta comprada en almácigo. Algunas hortalizas se venden en almácigo (pequeño trozo de tierra) en muchos viveros. La principal desventaja es que no todas las hortalizas se consiguen así, ya que muchas no se trasplantan. Otra desventaja de obtener de esta forma a planta es que no sabemos la calidad de la semilla utilizada.


Semilla: Este es el método más eficiente y permite tener plantas que de otra forma son muy difíciles de lograr reproducir por otro método.

La semilla se puede comprar en algún vivero u otro lugar donde se venden las semillas, al comprar la semilla, uno se debe asegurar que esta venga en un paquete sellado y con la fecha de empaque o de cuando expira la semilla, revisar si es certificada o no. La semilla certificada es más cara, pero garantiza una germinación del 80-90%.

Revisar las fechas es importante, ya que mientras más cercana sea la fecha de que la semilla expire o más alejada sea la fecha de empaque, la tasa de germinación irá bajando, lo que puede llevar a que no se obtengan plantas o sean muy pocas.

Otra forma más económica, es obtener la semilla del fruto o planta que uno quiere cultivar, en hortalizas esto es casi imposible ya que difícilmente tendremos en casa una hortaliza con fruto o semilla, a menos que la tengamos ya plantada.


Enraizado o brote: El enraizado es común en hortalizas de tallo y hoja, las cuales se colocan en agua o con auxilio de algún enraizador, lo que favorece que la planta regenere la raíz y pueda ser trasplantada a la maceta. Más adelante encontrarás unos enraizadores caseros muy efectivos.


Algunas plantas como el ajo pueden obtenerse sembrando el diente una vez que generó un pequeño brote.


Aquí hacemos un comentario, algunas hortalizas pueden generar brote, pero no por el hecho de que lo hagan, quiere decir que van a producir la hortaliza, el ejemplo es la zanahoria, la cual puede generar un brote de hojas y sacar raíces, pero al sembrarse, no va a producir zanahoria, generará hojas y producirá semillas, las cuales se pueden recolectar y sembrar; esas semillas sí generarán zanahorias.


Mencionamos esto para que no ocurra que de repente, tengas una zanahoria en tu refrigerador que ya produjo un brote, lo siembres y después te frustres porque sólo se desarrollaron hojas con raíz y no zanahorias.

¿Qúe tipo de hortaliza o verdura puedo sembrar?

El tipo de planta que vas a sembrar depende de muchos factores, pero lo más importante es que cultives la que te vas a comer, ya que no tiene caso invertir tus recursos en un cultivo que no vas a aprovechar.

Lo que puedes sembrar es muy variado y depende de tu espacio, pero puedes tener:

Brócoli, apio, jitomate, tomate, cebolla, ajo, frijol, cilantro, perejil, zanahoria, betabel, acelga, espinaca, menta, manzanilla, pepino, chiles, papa, jengibre, etcétera y también puedes tener frutales.

Riego

El riego es importante, ya que las plantas, además de luz solar, requieren de agua y es importante conocer el tipo de hortaliza que tenemos para saber qué cantidad de agua debe tener.


Ninguna planta, salvo las desérticas, se va a desarrollar en una tierra seca, si dejamos secar demasiado la tierra, la planta se va a secar y la tierra se irá compactando cada vez más y al volver a regar, el agua no penetrara correctamente a la tierra y no llegará a la raíz de las plantas.

Otro factor con respecto al agua, de preferencia se deben regar con agua limpia y de lluvia filtrada (en ciudad colectada después de los primeros aguaceros). Como el objetivo es obtener alimentos, no se recomienda utilizar agua jabonosa o de otras fuentes que puedan contaminar los alimentos.


Limpieza y mantenimiento del huerto

Con la limpieza y mantenimiento nos referimos a que periódicamente se debe revisar el estado de nuestras plantas y retirar todas aquellas que no sean las de interés, pastos, tréboles, u otra planta que crezca a lado de nuestro cultivo se debe retirar, esto para evitar la competencia por los nutrientes.


En la limpieza también se revisa el estado de la salud de las plantas, cualquier cambio en el color de las hojas, marchitamiento o algún elemento que nos indique alguna enfermedad o deficiencia de algún nutriente, además de asegurarnos que no tengan plaga (mosca blanca, pulgones, escarabajos, gusanos, nemátodos, hongos, etc.) y en caso de detectarlos poder actuar de manera pronta y evitar una plaga que afecte todas las plantas que tengamos.


Cosecha


Si lograste llegar a este punto, ¡¡¡FELICIDADES!! en tu huerto todo ha salido perfecto, llegar a la cosecha es el premio por tu paciencia y dedicación. Es el momento al que todos esperamos llegar al iniciar un proyecto de este tipo: ¡Poder comer un alimento que nosotros producimos!

El tiempo de cosecha depende de la planta, visita las fichas técnicas para saber sobre tu planta en particular.

Porque sólo necesitamos tener un contenedor (maceta) con un poco de tierra o un espacio en un jardín, la semilla o planta, regarla, cuidarla y ¡LISTO!

Cuando utilizamos el cultivo en tierra, podemos utilizar todos los sobrantes vegetales y los desechos orgánicos como composta y pueden ser utilizados para abonar nuestro huerto, lo que nos ayuda a disminuir la cantidad de desechos sólidos que entregamos al ayuntamiento o alcaldía para su disposición.


Los invitamos a escuchar nuestro programa de radio Biteck Administración Sustentable, todos los miércoles de 18:00 a 19:00 hrs en http://podcastpromoestereo.com/promophp

ó en

http://radio.garden/listen/promo-estereo/yONzXfSP

Y si se lo perdieron, pueden escuchar la repetición todos los domingos a partir de las 09:00 horas.

  • Facebook icono social
  • Twitter Clean Grey

561622 4 3 2 1

​​​© 2020 Biteck Consulting