• biteckconsult

Ecotecnias

Ya que hablamos del manejo eficiente de los recursos, una de las formas de poder eficientizar su uso, es aprovecharlos al máximo, disminuyendo el impacto que su uso genera al medio ambiente.


El empleo de ecotecnias nos ayudan a tener fuentes de energía limpia, un mejor manejo de la basura y de las aguas residuales, con lo que, además de disminuir nuestra huella sistémica, nos ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas.


Si logramos sanear nuestro entorno, la calidad de vida de las personas mejorará considerablemente. Vivir en un ambiente limpio, con elementos como jardines llenos de flores, pastos, arbustos y árboles, fuentes de agua limpia, sin basura ni malos olores, hacen que las personas puedan disfrutar de su entorno y es uno de los componentes del bienestar.


Actualmente hay varias ecotecnias que están desarrolladas para que modifiquemos nuestro consumo de recursos, sin perder nuestro estatus de vida, esto es, sin perder las comodidades que ahora disfrutamos.


Las principales ecotecnias desarrolladas son:


Energía solar y/o eólica

Los paneles solares y los generadores eólicos son las principales ecotecnias desarrolladas para la producción de energías limpias, aprovechando la energía proveniente del sol y la fuerza del viento.


Si bien es más fácil conseguir estas ecotecnias en el mercado, todavía son caras en cuanto al beneficio que proporcionan, ya que aún es difícil poder suministrar la energía total que requiere una casa por estos sistemas. En los sitios donde ya se utilizan, se trabaja con sistemas híbridos (energía solar/eólica conjunto con el suministro de la red pública) para poder satisfacer las necesidades de energía de un hogar.

Si tu idea es utilizar cualquiera de ellos, debes considerar el espacio que requieres para la instalación de los acumuladores (baterías) que utilizan y haz un análisis de cuáles aparatos podrías tener conectados a este sistema. La recomendación es que te asesores con un especialista para conocer cuales son tus requerimientos y en dónde usarlos.


Calentadores solares

Como mencionamos en otra entrada, el uso del calentador de agua es uno de los mayores gastos en combustible que se tiene en la casa, sobre todo cuando éste es de almacenamiento de agua, que tiene que, o estar continuamente encendido para mantener la temperatura del agua, o bien encenderse de 30 a 40 minutos antes de su uso.


El calentador solar te ayuda a que se mantenga un volumen considerable de agua caliente por medio del calor solar, lo que hace que no tengas la necesidad de tener un calentador de gas, o puedas combinarlos, sobre todo en épocas donde la cantidad de horas de sol no son suficientes para mantener caliente el agua.

Actualmente encontramos disponibles en el mercado diferentes modelos y capacidades, si optas por esta ecotecnia, te recomendamos que adquieras uno un poco mayor a tu necesidad, esto es, si en tu casa son cuatro personas, adquiere uno con capacidad para calentar agua para 6 personas.

También puedes hacer tu propio calentador solar, por experiencia y economía, te recomendamos, adquirir uno ya fabricado, sus componentes serán de mayor calidad y será más eficiente.


Humedal artificial

Una de las principales preocupaciones, en todas partes, principalmente en las ciudades, es el manejo del agua, que, como ya mencionamos, es uno de nuestros recursos más valiosos.

Una de las ecotecnias más eficientes y económicas para su tratamiento son los humedales artificiales.


Un humedal artificial es una ecotecnia que aprovecha la acción de los suelos y las plantas para limpiar de manera natural el agua. En estos, se puede tratar agua residual de todo tipo, incluyendo de cocina, baño e industriales. El diseño y dimensión se hace con base al tipo de agua y del volumen que quieras tratar.

Una vez que el agua pasa a través del humedal, el agua resultante puede ser reincorporada al sistema de drenaje, pero con ello, estás desperdiciando agua limpia que podrías reutilizar. Lo ideal es que la puedas almacenar para su uso posterior, incluso, si complementas con un sistema de purificación de agua, puede ser usada para consumo humano.

El humedal artificial se compone de una cámara de oxidación, en donde se recibe el agua a tratar, y de ahí pasa a un canal compuesto por rocas, arenas y tierra en donde se encuentran las plantas.


El proceso que se lleva a cabo, es el mismo que ocurre en la naturaleza, las piedras y la arena ayudan a servir como filtros, que van reteniendo los sedimentos o material suspendido que viene en el agua, estos materiales se van degradando por medio de la acción de microorganismos presentes en el medio y ponen a disposición de las plantas los nutrientes que les ayudan su desarrollo y crecimiento.

En este humedal, se utilizan plantas que se sabe ayudan a filtrar elementos disueltos en el agua, como algunos metales y otros componentes, lo que ayuda a que se vaya limpiando el agua.

Si el diseño es el adecuado, el resultado es que al final del paso por el humedal se obtiene agua limpia, para potabilizarla se puede completar con un sistema de purificación. Se recomienda, antes de utilizar el agua para consumo humano, hacer un análisis de la calidad del agua y en su caso, hacer las adecuaciones necesarias para corregir y mejorar el sistema.


Baños secos

Uno de los lugares en donde más agua gastamos es en el sanitario, el cual, dependiendo del modelo, puede utilizar de 5 a 20 litros por descarga.

Si tienes el espacio par adecuar tu sanitario, puedes optar por la construcción de un baño seco, que funciona como letrina, separando las heces de la orina.

La ventaja de usar esta ecotecnia es que además del ahorro de agua, las heces se compostan y junto con la orina recolectada pueden utilizarse como abono para jardines o plantas de ornato.


Esta ecotecnia, si bien no es funcional en departamentos o casas que ya están construidas, puede ser opción si estás pensando construir tu casa o en una remodelación total de la misma.

El baño seco es una letrina en la cual se pone un recipiente para recolectar las heces y se van cubriendo con tierra o ceniza para evitar malos olores y su función es absorber la humedad de las heces. Es importante que no caiga agua en este recipiente para su correcto funcionamiento, que es descomponer la materia orgánica.

El proceso de descomposición tarda de seis meses a un año, y el diseño de estos baños están pensados para que el contenedor se sature en un periodo mínimo de 6 a 8 meses, dependiendo el uso.

La orina se recolecta por separado en recipientes que puedan cerrarse y no haya fugas para evitar malos olores y puede utilizarse como fertilizante directamente en las plantas de la casa o en algún parque cercano.

Captación de agua de lluvia

El agua de lluvia es una fuente de agua que puede almacenarse para su uso en la época de estío. El agua de lluvia en las ciudades puede ser utilizada, pero no para consumo humano por los contaminantes que puede contener, a menos que se pase por un proceso de potabilización.


La lluvia en algunos sitios es muy abundante y normalmente toda esa agua se desperdicia al ser canalizada al drenaje. Si se hacen las adecuaciones en los patios y azoteas, toda esta agua de lluvia se puede canalizar a cisternas o contenedores y, mediante un tratamiento muy simple, puede ser utilizada en el hogar para baños, lavado de ropa, y cuidado de las plantas.


El volúmen de agua que puede captar una estructura o instalación, depende primero, de la cantidad de agua que se precipita en la zona y segundo de la superficie destinada a captar esta agua.


Para conocer la cantidad de agua que puede caer en una localidad, se pueden consultar los datos en las fuentes oficiales como la CONAGUA, en donde encontrarás los valores promedio de precipitación de tu ciudad y tienes que verificar si son valores mensuales o anuales. Es recomendable utilizar valores mensuales. Si en tu localidad hay una estación metereológica, puedes consultar con ellos los datos. Ten en cuenta que al ser un promedio, son valores aproximados, pero te sirven de guía para preparar el contenedor adecuado para el volumen que podrás almacenar en un periodo de lluvias.


Los valores de precipitación se miden en milímetros por metro cuadrado (mm/m2). un milímetro por metro cuadrado equivale a un litro de agua, entonces si en tu localidad tienes un promedio de 250 mm/m2 equivale a 250 litros por metro cuadrado.


Para conocer la superficie de captación lo que tienes que hacer es medir sus lados y calcular el área. Cruzando estos datos podrás saber la cantidad aproximada de agua que puedes captar. EJEMPLO: si tienes una superficie que mide 1mx1m tendrás un metro cuadrado de superficie para captar agua.


Si te decides por empezar a cosechar el agua de lluvia, requieres hacer una revisión de tu azotea o estructura para conocer cuál es la inclinación de escurrimiento y si se tienen sitios de encharcamiento, los que se deben corregir. Se debe impermeabilizar adecuadamente para hacer que el mayor volúmen de agua escurra hacia el contenedor de almacenamiento.


Una vez determinado el o los puntos de escorrentía de agua, se deben colocar tubos, de preferencia con un diámetro mínimo de 6 pulgadas, para canalizar el agua hacia el contenedor, en este sistema de tubos, se deben tener en cuenta la instalación de una salida auxiliar con una llave de control y unos filtros ante de llegar al contenedor.


La función de esta salida de agua auxiliar es,evitar que se tapen los filtros con polvo y materiales como hojas y ramas que se acumulan en los techos y que son arrastrados con cualquier caída de agua extraordinaria o las primeras lluvias. Por este motivo, la salida auxiliar se debe mantener abierta en época de estío y en las primeras lluvias fuertes, cerrándola cuando los aguaceros se estabilicen, permitiendo ya el paso del agua a los filtros y al contenedor.


Para almacenar el agua lo recomendable es que construyas una cisterna, pero si no te es posible, puedes utilizar botes de diferentes capacidades, lo ideal es utilizar los de 200 litros de capacidad, que sean oscuros y que puedan permanecer tapados para evitar que se formen algas con la luz o aniden insectos que puedan contaminar tu agua, recuerda que el agua de lluvia no es estéril ni potable. Si construiste tu cisterna, le puedes adaptar una bomba de agua que funcione con energía solar.


Si decidiste instalar tu sistema de captación de agua de lluvia en tu azotea, es importante que procures mantenerla limpia, no tengas mascotas en ella, no la utilices para almacenar escombro, material de construcción, juguetes, bicicletas, triciclos, ni objetos que ya no utilices en tu casas, procura no tener en ella tu área de lavado de ropa, todo esto para evitar la contaminación de tu agua colectada.


Te invitamos a conocer las demás secciones de nuestro blog para aprender a hacer composta, huertos e incluso experimentos.

De igual forma escucha nuestro programa de radio: Biteck Administración Sustentable, todos los miércoles de 18:00 a 19:00 horas en http://podcastpromoestereo.com/promophp ó en http://radio.garden/listen/promo-estereo/yONzXfSP la repetición la pueden escuchar todos los domingos a partir de las 09:00 horas.


  • Facebook icono social
  • Twitter Clean Grey

561622 4 3 2 1

​​​© 2020 Biteck Consulting