• biteckconsult

Atributos de grandes líderes

Se dice mucho acerca de liderazgo, es una de esas palabras que han perdido significado por el sobre uso en sesiones de capacitación empresarial, motivación de equipos de trabajo y coaching organizacional. Muchas veces, se acaba utilizando la palabra sin saber realmente qué significa; confundiendo lo que realmente implica ser líder. Y peor aún… se pretende desarrollar liderazgo partiendo de ideas equivocadas, como pensar que el liderazgo significa dirigir. Entonces, con ganas de tener ideas más claras y acerca de liderazgo y qué es lo que hace que un/a líder sea grande, escribo estas líneas para que tengamos un punto de partida común e ideas base claras que te servirán en tu vida y tu trabajo.


Primero: ¿qué significa liderazgo?


Una definición de libro de texto diría que liderazgo es: motivar personas hacia una meta común; dirigir trabajadores y colegas con una estrategia; y satisfacer necesidades y alcanzar metas.


Pero nosotros queremos una definición más viva y humana, no solo mecánica. Podemos voltear a ver una persona que ha demostrado un liderazgo más profundo: de acuerdo con Dwight Eisenhower, el trigésimo cuarto (34avo) presidente de Estados Unidos de Norteamérica, "el liderazgo es el arte de conseguir que alguien haga algo que quieres que se haga, porque esa persona quiere hacerlo y no porque tu posición de poder o autoridad pueda obligarle a hacerlo". En esta definición (que, a mi parecer aún es incompleta, pero eso ¡es otro tema..!) empezamos a ver la importancia de tomar en cuenta el elemento humano: el liderazgo no es “direccion” o “imposición de voluntad”, sino algo que se ejerce tomando en cuenta la humanidad de los demás. El liderazgo no se trata de dar órdenes… sino de inspirar. Y, en el proceso de inspirar a personas o grupos, cobran importancia atributos que hacen que un líder logre inspirar y generar resultados… o no. Veamos cuáles son:


  1. Coraje. El mejor liderazgo viene formado sobre la base del autoconocimiento y la confianza en uno mismo/a. Cuando hablamos de coraje, hablamos de conocerse realmente y ser quien uno es, y mostrar nuestra fortaleza y capacidad de adaptación para lidiar con los momentos en los que la vida nos da una “mala mano”.

  2. Templanza. Es la moderación, o dicho de otra manera, el autodominio. El autodominio de elegir amabilidad sobre ofensa; funcionar bajo presión; y no actuar de manera impulsiva sino mantener una perspectiva desapegada y observadora para elegir la mejor respuesta y gestionar nuestras pasiones, temperamento y ambiciones en pos de una visión y brújula ética.

  3. Dignidad. Los grandes líderes hacen las cosas gracias a un marcador o brújula ética y práctica interna, no persiguiendo las recompensas o motivaciones externas. Es decir, no por aprobación ni aplausos ni por “quedar bien” o verse como “el/la que sabe”; sino porque algo es lo correcto y alineado con el propósito de fondo. Es como la diferencia entre un artista que hace música para complacer al público (y entonces se siente acartonada y falsa), y un artista que hace música auténtica que expresa su sentir real (y por lo tanto conecta con la gente).

  4. Humildad. No es sobajarse frente a otras personas ni “hacerse menos”, sino el reconocimiento de los límites de uno mismo y el saber que no lo sabes todo. Es dejar de lado el “ego inflado” y la importancia personal (es decir, pensar que así como tu importas, los demás también importan). Los grandes líderes confían en si mismos lo suficiente como para no necesitar estar demostrando o “apantallando”.

  5. Sabiduría. Significa “la habilidad de utilizar tu conocimiento y experiencia para tomar buenas decisiones y hacer buenos juicios”; y la “habilidad para discernir cualidades internas y relaciones”. Esto se traduce en la práctica no solo en identificar el “saber cómo usar el conocimiento”, sino en una actitud de vida que se ejerce a través de mantener siempre una actitud de apertura y de “estudiante” de la vida, dispuestos a aprender, a observar múltiples perspectivas, a reconocer que podemos aprender algo de cualquier persona con quien nos encontremos y a través de eso enriquecer nuestro ser. Es saber “aprender en cabeza ajena” para nutrir nuestro juicio y decisiones.

  6. Inteligencia social. Este atributo, es la capacidad de una persona para saber construir y mantener relaciones sanas y de mutuo beneficio, así como saber “leer” o percibir a las personas y los mensajes que hay entre líneas. Es clave que una persona sepa generar confianza, alianzas, comunicar y escuchar, y saber navegar las complejidades de las relaciones humanas pues invariablemente el liderazgo es algo que se realiza en gran medida, en las interacciones con las demás personas. Si no somos capaces de construir buenas dinámicas de relaciones, nuestro liderazgo fracasará.


¡¡Listo!! Estos 6 atributos son la base para que construyas una forma de liderar en tu vida y en el trabajo que te llevará a disfrutar mucho más tu día a día, y a poder dejar huella en lo que sea que hagas. ¡Esperamos empieces a aplicarlo cuanto antes!


Te invitamos a conocer las demás secciones de nuestro blog, donde encontrarás información variada que te permitirá adoptar, adaptar y apropiar® un estilo de vida sustentable.

De igual forma escucha nuestro programa de radio: Biteck Administración Sustentable, todos los miércoles de 18:00 a 19:00 horas en http://podcastpromoestereo.com/promophp ó en http://radio.garden/listen/promo-estereo/yONzXfSP la repetición la pueden escuchar todos los domingos a partir de las 09:00 horas.

  • Facebook icono social
  • Twitter Clean Grey

561622 4 3 2 1

​​​© 2020 Biteck Consulting